MEDITAR CON CRISTALES

DESPERTAR EL CRISTAL EN TU INTERIOR:

– Tómalo en tu mano receptiva: izquierda (para los diestros) y derecha (para los zurdos).

– Cierra tus ojos y respira, hondo y profundo.

– Dices: Desde mi esencia abro el portal cristalino y te observas dentro de una doble pirámide de cristal que te envuelve, te protege y te contiene.

– Una pirámide va hacia el cielo, otra va hacia abajo hacia la Tierra y tú quedas en medio de las dos.

– Haz un llamamiento a la Luz, a tu Ser Superior y a todo lo que te acompaña espiritualmente.

– Escucha el aire como entra y sale de tus pulmones y recorre todo tu cuerpo.-conecta a tu corazón y su latido.

– Siente tu cuerpo y con el aire lo recorres, lo puedes calmar, lo puedes aliviar, lo puedes relajar.

– Lleva aire a cualquier zona de tu cuerpo que este tensa y libérala de la tensión.

– Tu cuerpo es tu vehículo en la Tierra para recorrer la vida; siéntelo, disfrútalo y agradécele y agradécete por estar acá en tu cuerpo.

– Siente de nuevo el Cristal en tu mano y vas a conectar con su frecuencia, sonido, vibración, energía, luz, conciencia, conocimiento y equilibrio.

– Dices: Desde mi esencia llamo a los Cristales a despertar dentro de mi y acompañarme.- Siente su peso en tu mano y siente su vibración.

– Ahora deja que se funda en tu mano y respíralo hacia adentro y con la inhalación jala la energía del Cristal hacia tu muñeca, antebrazo, codo, brazo, hacia el hombro y luego por la espalda hacia el cuello y de allí inhálalo hacia la base del Cráneo.

– Respíralo hacia allí, hacia el Cerebelo, hacia la base del cráneo y con tu visión interna imagínalo allí en el cerebelo, tal como lo recuerdas de antes de cerrar los ojos.

– Obsérvalo vibrando en tu cerebelo y respira.

– Ahora vas a pedir al Cristal que crezca y se expanda en tu cerebelo hacia arriba, hacia abajo, hacia el frente, hacia atrás y en todos los espacios; hasta que lo veas grandísimo y tu quedes dentro de él.- Obsérvate dentro del Cristal y respira profundo.

– Respira, siente y percibe.- Puedes saludar al Cristal desde tu corazón.

– Respira, agradece y siente.

– Ahora pídele que entre en todo tu cuerpo físico, en cada órgano y en todo el esqueleto, los músculos, la sangre, el agua de tu cuerpo y todas tus células y átomos y respíralo dentro de todo tu cuerpo.- Siéntelo también en tu Aura y deja que invada cada milímetro de tu aura.

– Tus cuerpos y los cuerpos del Cristal se van fundiendo; se van volviendo uno solo.

– Tu cuerpo físico con su cuerpo físico, tu pensamiento con su pensar, tu sentir con su sentir, tu espíritu con el espíritu del cristal.

– Respira profundo.

– Ahora sí, pídele al Cristal que te ayude con: (lo que necesites).

– Deja que fluya su energía e interactúa con lo que suceda respirando y pidiéndole que te ayude a sanar y liberar todo lo que ya no necesites.

– Respira, fluye, suelta y aprende.

– Luego pídele que abra todo lo bueno y lo nuevo para ti.

– Respira y disfrútalo e intégralo dentro de tus cuerpos.

– Haz conciencia de toda esa luz y entendimiento y guárdalo dentro dentro de tus cuerpos.

– Agradece al Cristal y a todas las fuerzas de luz por todo lo vivido.

– Haz terminado tu proceso de sanación.

– Dices: desde mi esencia cierro el Portal Cristalino agradeciendo.

– Al salir de la meditación toma nota de todo lo vivido y aprendido.

Con todo amor,

Luisa Caro – Conexión Cristalina.

@conexion_cristalina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *